EL EVANGELIO EN SOLENTINAME PDF

Shanris Read, highlight, and take notes, across web, tablet, and phone. From Wikipedia, the free encyclopedia. My library Help Advanced Book Search. Zero Hour details the existence of tyranny in America; the Psalms are a rewriting of the biblical Psalms of David for a modern world. Other editions — View all El evangelio en solentiname, Volume 1 Snippet view — Orphaned articles from November All orphaned articles Articles containing Spanish-language text Wikipedia articles needing page catdenal citations from March All articles needing additional references Articles needing additional references from March Use British English Oxford spelling from March Use dmy dates from March All stub articles.

Author:Voodookora Sakasa
Country:Rwanda
Language:English (Spanish)
Genre:Art
Published (Last):2 June 2018
Pages:202
PDF File Size:2.68 Mb
ePub File Size:12.26 Mb
ISBN:140-5-29621-215-5
Downloads:20422
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Mikajora



Jess a la orilla del lago ndice de pasajes comentados Introduccin En Solentiname, un retirado archipilago en el Lago de Nicaragua, de po- blacin campesina, tenemos los domingos, en vez de un sermn sobre el evan- gelio, un dilogo. Los comentarios de los campesinos suelen ser de mayor pro- fundidad que la de muchos telogos, pero de una sencillez como la del mismo evangelio.

No es de extraarse: El evangelio o buena nueva la buena noticia a los pobres fue escrito para ellos, y por gente como ellos. Algunos amigos me aconsejaron que estos comentarios no los dejara perder, sino que los recogiera y los publicara en forma de libro. Por eso es este libro. Primero yo empec recogindolos en mi memoria, hasta donde me era posible.

Despus, con ms sentido prctico, usamos grabadora. Muchos de estos comentarios han sido en la iglesia, en la misa del domingo. Otros, en un rancho de paja que tenemos frente a la iglesia, para las reuniones y el almuerzo comunal despus de la misa. Ocasionalmente hemos tenido la misa y el dilogo del evangelio al aire libre en otras islas; o en un pequeo casero de la costa de enfrente al que se llega navegando por un bello ro en medio de una vegetacin muy tropical.

Cada domingo se reparten primero ejemplares de los evangelios a cada uno. A los que saben leer; hay quienes no saben, sobre todo entre los de ms edad, o porque son de islas ms alejadas de la escuela.

Alguno de los que leen mejor que generalmente es un muchacho o una muchacha lee en voz alta el pasaje entero que vamos a comentar. Luego lo vamos comentando versculo por ver- sculo. Usamos la traduccin protestante titulada Dios llega al hombre, de las Socie- dades Bblicas Unidas, que es la mejor traduccin de los evangelios que yo co- nozco.

La traduccin es annima, pero indudablemente ha sido hecha por un poeta. Est en el lenguaje sencillo del campesino de Amrica Latina, pero man- tiene la mxima fidelidad escriturstica. Para la publicacin he ordenado los comentarios, no segn el orden crono- lgico en que los tuvimos, sino siguiendo el orden de los evangelios.

Aunque muchas veces los comentarios se han hecho en el mismo orden de los evangelios. Ahora echo de menos tantos dilogos muy buenos que por bastante tiempo no recogimos y se llev el viento del lago. Como tambin algunos otros con los cuales nos fall una grabadora. Pero estos dilogos se han perdido slo para el libro, no para aquellos que los tuvieron, y que de alguna manera los conservan aunque no los recuerden.

El archipilago de Solentiname consta de treinta y ocho islas; algunas son muy pequeas, y slo las ms grandes estn habitadas. La poblacin es cerca de 1. Las casas suelen ser ranchos de paja, y estn todas dispersas, bastante separadas unas de otras, en las riberas de las distintas islas.

En una punta de la isla ms grande est nues- tra pequea comunidad o monasterio laico. Nuestra Seora de Solentiname. A esta comunidad pertenecen el poeta colombiano William Agudelo y Tere- sita su esposa y sus dos nios pequeos Irene y Juan; y tambin unos jvenes nacidos en estas islas: Alejandro, Elbis y Laureano.

La comunicacin con el exterior no es frecuente, y nuestro retiro contemplativo no es perturbado en este lugar, de difcil acceso, afortunadamente, fuera de las rutas del turismo y del comercio. No todos los habitantes de estas islas vienen a la misa. Muchos por falta de bote. Otros porque no encuentran las devociones a los santos, a las que estaban acostumbrados. Otros por la influencia de la propaganda anticomunista, y tal vez tambin por temor.

No todos los que vienen participan igualmente en los comentarios. Hay unos que hablan con ms frecuencia. Marcelino es mstico. Olivia es ms teolgica. Rebeca, la esposa de Marcelino, siempre insiste en el amor. Laureano todo lo refiere a la revolucin. Elbis siempre piensa en la sociedad perfecta del futu- ro. Felipe, otro joven, tiene muy presente la lucha del proletariado.

El vie- jo Toms Pea, su pap, no sabe leer pero habla con una gran sabidura. Ale- jandro, hijo de la Olivia, es un joven lder y sus comentarios suelen ser de orien- taciones para todos, y principalmente para los dems jvenes. Pancho es con- servador. Julio Mairena mucho defiende la igualdad. Oscar, su hermano, siem- pre habla de la unin. Ellos, y todos los dems que hablan con frecuencia y dicen cosas importantes, y los que hablan poco pero tambin dicen algo importante, y con ellos William y Teresita y otros compaeros que hemos tenido y han to- mado parte en los dilogos: son los autores de este libro.

Mejor dicho, el verdadero autor es el Espritu que ha inspirado estos comen- tarios los campesinos de Solentiname saben muy bien que l es el que los hace hablar y que es el mismo que inspir los evangelios. El Espritu santo, que es el espritu de Dios infundido en la comunidad, y que Oscar llamara el espritu de unin de la comunidad, y Alejandro el espritu de servicio a los dems, y Elbis el espritu de la sociedad futura, y Felipe el espritu de la lucha del pro- letariado, y Julio el espritu de la igualdad y la comunidad de bienes, y Laurea- no el espritu de la revolucin, y Rebeca el espritu del amor.

Ernesto Cardenal La transfiguracin Lucas 9, Y mientras Jess estaba orando , el aspecto de su cara cambi y su ropa se volvi muy blan- ca y brillante. Olivia: Ese cambio en l fue para que los discpulos vieran que l iba a re- sucitar;y para que nosotros veamos que vamos a ser transformados como l.

Si cambiamos de actitud vamos a tener ese cambio que tuvieron su cara y su ro- pa. Esa luz que vieron en l habr tambin en nosotros.

Mara: Esto sucedi cuando l oraba. Y yo creo que para nosotros tambin es importante orar. El oraba para prepararse para lo que iba a padecer. Entonces aparecieron dos hombres conversando con l, los cuales eran Moiss y Elias, rodeados de un resplandor glorioso, y hablaban de la muerte que Jess iba a sufrir en Je- rusaln.

Toms: Y esos dos muertos que aparecen al lado de l, y que estn muy alegres, es para hacernos ver que no haban muerto y que no slo estaban vivos, ; sino que tenan una vida ms mejor. Felipe, el hijo de Toms: Eso fue tambin para darles valor; porque Jess iba a estar como esos dos, pero hasta despus de sufrir su muerte. Me preguntan por qu aparecen Moiss y Elias, y digo yo que Moiss fue el gran liberador del pueblo, que lo sac de la esclavitud de Egipto y Elias un gran ; profeta, defensor de los pobres y oprimidos, cuando Israel volvi a caer en la esclavitud teniendo clases sociales.

Los dos estaban muy identificados con el me- sas, pues se haba dicho que el mesas sera un segundo Moiss, y que Elias volvera a la tierra a denunciar las injusticias como precursor del mesas y Je- ss dijo que ya haba llegado en la persona de Juan Bautista.

William: Estn hablando de la muerte de l, y estn ellos tambin gloriosos, compartiendo esa gloria de l. Me parece que es porque todos los que compartan los sufrimientos de Cristo, y luchen por la misma causa de l por la liberacin , participarn de la misma gloria de l; como esos dos profetas.

Y yo creo que cuando hablaban de su muerte no hablaban exclusivamente de l sino tambin de todos aquellos que junto con l iban a gozar ese mismo final feliz. Los dems no haban visto esto, slo estos discpulos tuvieron est visin, y han visto a Jess as transfigurado ya en vida por la muerte que iba a tener.

Y esto que all se vio se puede aplicar al pueblo, el pueblo todava sufriente: est transfigurado como Cristo aunque no lo veamos, porque el pueblo es el mismo Cristo. Elbis Hay dos clases de muerte la muerte del que no est unido a ese pue- : : blo que es Cristo, y sa es una verdadera muerte; y la muerte del que est unido, y sa es una muerte con resurreccin. William: Me parece que el triunfo sobre la muerte es que uno, con lo que ha hecho de bueno por los dems, pasa a ser parte de la humanidad futura, que va a resucitar.

Aunque la muerte de uno sea oscura y no lo recuerde nadie, uno que- da vivo en la conciencia de la humanidad. Y lo que vieron los discpulos en aquel ratito es la gloria de esa futura humanidad. Digo yo: La traduccin que hemos ledo dice que estaban hablando de su muerte, pero san Lucas en realidad lo que dice es que estaban hablando de su partida, y esto es interesante porque en griego partida se dice xodo y , sta es la palabra que l usa.

Con lo cual tambin est diciendo que Jess con su muerte iba a encabezar un nuevo Exodo, una nueva partida del pueblo hacia la liberacin. Podemos leer el texto como si dijera literalmente: Hablaban del Exodo de Jess Felipe: El Exodo es la revolucin. Digo yo: Dios aparece en la Biblia fundamentalmente como el Dios del Exodo, que es como decir el Dios de la liberacin.

El profeta Amos dice que el Exodo de Israel no fue el nico, y que Yahv haba hecho salir de otras esclavi- tudes a otros pueblos. Que es como decir que Yahv es el Dios de toda revolu- cin. Rebeca: Ese Jess est ahora aqu en esta comunidad libertndonos de toda esclavitud, y lo podremos ver, radiante, en la unin de la comunidad, con la luz que ellos le vieron que es la luz del amor.

Aunque Pedro y sus compaeros tenan mucho sueo, se quedaron despiertos y vieron la gloria de Jess y a los dos hombres que estaban con l. Olivia: Se acercaba la pasin, y tal vez esos dos estaban all para darle nimo, y confirmarlo en su decisin de morir por la liberacin de la humanidad.

William, sonriendo: Habrn tenido una gran platicada esa noche ah, por- que los apstoles estaban con mucho sueo. Cuando esos hombres se iban alejando ya de Jess, Pedro le dijo: Maestro, qu bien que estemos aqu!

Hagamos tres chocas; una para ti, otra para Moiss, y otra para Elias. Pero no saba lo que deca. Laureano: Estaba confundido. Quera el cielo pero sin sufrir, lo quera de choa, sin joderse, y eso es lo que me pasa a m.

Olivia: Pedro haba dicho haca poco a Jess que por ningn punto fueran a Jerusaln, y ahora vemos que l est muy a gusto ah gozando de la felicidad de la resurreccin sin sufrir. Pensaba que sa era toda la misin de ellos, estar bien sabrosos ah, sin tener que luchar. No saba lo que deca, porque crea que podan quedarse as, sin sufrir.

No saba que era una visin y que tenan que vol- ver a la realidad. Esa gloria era real, pero era futura, y sera producto del sufri- miento. Marita: Esa visin fue para luchar. Y mientras hablaban vino una nube que los envolvi, y tuvieron miedo cuando se vieron den- tro de la nube.

Felipe: No estaban bien concientizados y por eso tuvieron miedo. Digo yo: En la Biblia la nube es una imagen de presencia de Dios. Ella acompa al pueblo durante el Exodo en forma de nube. En el Sina se present cuando se inaugur el templo de Jerusaln, se dice que su presencia llen el templo como una niebla.

Y tambin por eso dice el evangelio que Jess en su ascensin fue envuelto por una nube. La nube es algo que se ve y que impide ver.

ESCALA SLEDAI PDF

Ernesto Cardenal - El Evangelio Solentiname

.

10 PRINCIPIOS DE LA ECONOMIA GREGORY MANKIW PDF

El evangelio en Solentiname

.

CATAPHORA ANAPHORA PDF

El evangelio en solentiname

.

Related Articles